Ordenes :El despertar

Ir abajo

Ordenes :El despertar

Mensaje  chanito1mil el Jue Mar 11, 2010 5:39 am

LA FLECHA ADAMANTINA

Todas las Órdenes practican técnicas esenciales de defensa contra las artes ocultas, pero La Flecha Adamantina va aún más lejos interiorizando la metáfora de la Guerra. Es la postura política de la Órden y su praxis oculta. Para algunos es una senda dura y ascética que acaba con la cobardía, y favorece la acción sobre la contemplación. Otros ven la Órden como la plataforma perfecta para liderar las batallas secretas de los Despertados, vendiendo sus servicios al mejor postor, o incluso arrebatando los lugares de poder a los más débiles. Por encima de todo, la Flecha Adamantina actúa. No es dada al ocultamiento inútil, a meditar mirándose el ombligo o al débil pacifismo. Saben que los Despertados están en medio de una guerra esotérica y se necesita mano dura para inclinar la balanza del lado correcto.

Pero aquí está la cuestión. ¿Cuál lado es el correcto? Hubo un tiempo en que la Flecha protegía a Atlantis de cualquier amenaza, ya fuera de origen interno o externo. Era llamada Ungula Draconis, la Garra del Dragón. Nadie podía negar que era un trabajo noble, ya que mantenía viva la llama del poder humano en una época llena de monstruos conquistadores y de brujas renegadas. Cuando llegó a Atlantis no había dudas ni acuerdos, incluso aunque las tierras de los alrededores sufriesen ataques y fueran arrasadas para favorecer su gloria Despertada. Con el tiempo el ideal se convirtió en belicismo y afán de conquista. Un simple soldado en las fulgurantes calles de la ciudad podía convertirse en un dios en la espesura salvaje.

La arrogancia llevó a la Caída y la Caída al Exilio. Atlantis se fragmentó y la Flecha protegió sus pedazos. La Flecha siempre había asegurado estar por encima de la política, dedicada al deber puro de proteger los secretos mágicos de los profanos. Ahora en cambio, la duda y la oposición fragmentan a las antiguas órdenes. Cada vez que una Flecha escoge un bando, moldea la arena política. No es raro que esta clase de magos vayan impacientándose con su deber de guardianes y comiencen a amasar poder para sí mismos.

Una Flecha es en primer lugar un guerrero pero ésta es una definición demasiado estrecha. Por cada guerrero en primera línea que se enfrenta a los horrores del Abismo con las manos y el alma desnudas, hay un estratega que ve y manipula los patrones secretos del mundo. Los conflictos económicos, esotéricos y ecológicos son observados, dominados y moldeados del modo en el que la Flecha quiera. Los magos ven la realidad como algo con varias capas, llena de signos y movimientos invisibles para los no iniciados. El Arte de la Guerra Despertada sigue estos patrones utilizando infinidad de técnicas.

La Flecha Adamantina está segura de sus raíces atlantes, pero no reclama ningún suceso histórico como suyo. En vez de eso reclaman las virtudes comunes de guerreros de muchas culturas. Una Flecha puede afirmar que esas virtudes son la radiación espiritual del legado de la Órden antes del Exilio, una antorcha ardiente para guiar a los soldados de todas las épocas, lejos de la violencia mezquina hacia una ética común de justicia. Es cierto que esto supone una paradoja, ya que la Órden lleva en su interior la capacidad para la atrocidad, regir por la fuerza y una sed de violento y auto-justificado poder. Al igual que el Oculto Arte de la Guerra, este defecto puede manifestarse de infinitas formas, haciendo que sea difícil detectarlo y mantenerlo bajo control. La Flecha Adamantina reconoce el problema esencial pero no siempre está segura de si una acción particular le llevará a alcanzar sus ideales o a abrazar sus pecados.

Sólo el noble servicio le da significado a la vida de una Flecha. Después de la Caída, la Órden defendió a otros magos de los nuevos peligros del Mundo Caído y acordó pactos de lealtad. Hoy en día ésa es la labor primaria de la Flecha Adamantina. Sus magos defienden los Santuarios y las Cábalas mientras pertenezcan a los legítimos herederos de Atlantis. Algunas Flechas custodian cosas malvadas que no pueden (o a causa del cruel destino, no deben) ser expulsadas del mundo.



CONCILIO LIBRE

¿Puedes sentirlo? La magia existe ahora como un árbol raquítico retorcido bajo el peso del Abismo. Las naciones invocan el fuego desde los cielos en tiempos de guerra; las voces se desplazan mediante ondas invisibles desde Nueva York hasta Yakarta. El mundo está lleno de sigilos y runas; hombres y mujeres morirían por una bandera o trabajarían a cambio de nada. Es una época de poder y de oportunidades, y si miran en la dirección correcta, los Despertados podrán ver las sombras de los Celestiales cubriéndolo todo. Pero también es un tiempo de horror, porque el poder no tiene un fin apropiado. Las herramientas del poder están a disposición de quien quiera cogerlas, pero su utilización es nefasta.

El Concilio Libre quiere cambiar esto. Esta edad, este tiempo de glorioso caos, necesita ser traducido en sabiduría Despertada. Con un nuevo tipo de alquimia, el Concilio Libre convertirá los caparazones de la Quietud de los Durmientes en ruinas.

Atlantis es un valioso sueño, pero para el Concilio Libre, los otros magos cometen el error de ligar excesivamente su destino con el pasado, asegurando que ellos siempre serán inferiores a sus ancestros. La Órden ve la Ciudad Despertada como un ideal espiritual, pero no cree que los viejos Ritos sean el mejor modo de restablecer el poder de los Despertados. La Órden sostiene que, virtualmente, cualquier método puede ser utilizado para invocar los Reinos Celestiales, en la medida en que ese método, contenga algún significado. La humanidad halló la chispa esencial del Despertar en la prehistoria y nunca la olvidó. Incluso este Mundo Caído contiene infinidad de tesoros para el buscador Despertado.

El poder arcano no da la Sabiduría. El Concilio Libre descubrió ésto cuando comenzó a cuestionar la ortodoxia atlante. Incluso con todo su poder, los grandes Maestros estaban ciegos ante las nuevas verdades de su acelerada época. Era la hora de derribar las viejas jerarquías y de buscar nuevas verdades mediante la democracia y el consenso. Niveles de iniciación y secretos apartados de aquellos que presuntamente no estaban a la altura eran pésimas opciones, ya que la humanidad nunca estuvo dispuesta a humillarse por la emoción del entrenamiento ocultista. La magia existe ahora y se mueve a la velocidad del pensamiento. Aférrate a la tradición y te dejará atrás.

La sociedad Despertada siempre ha tenido su cuota de rebeldes y de extraños genios, magos que nunca aceptan las sencillas respuestas de la tradición atlante. La Escalera de Plata los margina, la Flecha Adamantina rechaza protegerlos y el Misterium oculta sus palabras de la historia. Pero los Despertados siempre han sido sensibles a los flujos de la Historia y hay momentos en los que el descontento crece hasta convertirse en riada. Estas épocas coinciden con los más grandes descubrimientos en la historia del hombre, pero también con guerras y desastres. ¿Causan los magos estos sucesos o llevan estas lecciones en su corazón? Muchas capas de conspiración se extienden entre los magos y los Durmientes por lo que, a día de hoy, es imposible decir quién lleva el peso de la Historia, pero no hay duda de que durante estos periodos pivotantes el conocimiento arcano se incrementa. En los inicios del siglo XIX las Cábalas a lo largo de Europa expusieron una asombrosa teoría: que estos acontecimientos llevarían a nuevas praxis ocultas no a meras sombras de Atlantis. Los hombres y mujeres no eran tan débiles como los Exarcas suponían y se revelaban contra su prisión a lo largo de las generaciones.

Este Nuevo Movimiento se dio a sí mismo cientos de nombres basados desde en inspiraciones de Durmientes hasta en humor esotérico. El conflicto era inevitable, se expandió por el globo a través de los hechizos de la Rebelión de los Bóxers, las pistolas del Lejano Oeste y las bombas de los anarquistas en Londres. Los historiadores del Misterium lo llamaron la Guerra Sin Nombre, porque el resto de órdenes rechazaron darle un nombre a los revolucionarios. Después de todo, los nombres le dan a su recipiente poder simbólico, los herederos de Atlantis querían, aún con todas sus disputas internas, que la historia enterrase a estos apóstatas.

La Guerra dejó a los rebeldes ensangrentados pero sin ser sometidos y de hecho, sus filas se incrementaron. Los jóvenes de las otras Órdenes desertaron atraídos por las oportunidades que ofrecía la facción rebelde. Sin embargo los rebeldes Sin Nombre no pudieron probar su valor a las ancianas Órdenes hasta que tomaron una determinada postura, en vez de rechazar la tradición. Este requerimiento se completó con el Gran Rechazo.

Los Profetas del Trono sabían que los rebeldes representaban una gran oportunidad. Los magos Sin Nombre abrazaban las nuevas tecnologías y las modas de los Durmientes. Podían ser utilizados para barrer completamente el recuerdo de Atlantis. Juntos, los Videntes y los Sin Nombre podían crear un mundo donde la humanidad jamás concibiese lo oculto, encerrando a los pocos defectuosos restantes en las prisiones de los Exarcas. Los Videntes del Trono enviaron mensajeros a las Cábalas de los Sin Nombre ofreciéndoles poder y confort a cambio de una alianza que aunaría la magia cultural y la tecnológica en una agenda de control. La orden Sin Nombre declinó la oferta. La declinaron con bombas, pistolas y Artes fragmentadoras de mentes. En la víspera de Año Nuevo de 1899 el Gran Rechazo de la alianza, concluyó con la formación oficial del Concilio Libre, ya que al final habían descubierto un enemigo común. El espíritu del nuevo mundo sería la libertad, no la tecnocracia y ya era hora de explorarlo.


GUARDIANES DEL VELO

La magia es un arte secreto. Los Guardianes del Velo la mantienen oculta por una razón: la Órden cree que Atlantis se definía por su humanidad. Recompensaba los frutos de la brillantez humana y reflejaba sus defectos. Atlantis es lo más cercano a la Utopía que jamás ha existido, pero no era perfecta. Incluso Atlantis necesitaba vigilantes, espías y asesinos. El Mundo Caído no es diferente.

Los Guardianes del Velo, también llamados Visu Draconis, o el Ojo del Dragón, protegían secretamente a Atlantis de luchas y traiciones internas. Ellos decían que era un trabajo desagradecido, ya que sacrificaban los viajes de iluminación personal por el bien de la ciudad Despertada. Incluso en sus mejores tiempos, Atlantis tenía enemigos sutiles: grandes bestias, demonios ocultos bajo fachadas de carne humana y rebeldes avariciosos. Al igual que sus compañeros de la Flecha Adamantina, eran vistos como instrumentos de Atlantis, nunca como sus señores. Pero mientras que la guerra era competencia de los honorables y visibles voluntarios, ellos se encargaban de problemas más sutiles. Ellos descubrían a aquellos que pretendían socavar el rasgo distintivo de Atlantis, el cuál era que allí los humanos podían gobernar sin temer a la noche de la barbarie tirana. En ocasiones el ideal resultaba ser verdad, pero en los últimos días de la ciudad se les acusó de matar y espiar en su propio beneficio.

El reinado de Atlantis, se basó en parte, en el trabajo secreto de esta Órden. Ellos eliminaban discretamente a enemigos extranjeros donde podían, moviéndose más allá de las amenazas sobrenaturales, para presionar a jefes y señores para lograr su merced, y si era necesario haciendo tambalear sus reinos avivando los fuegos de la insurrección interna. Algunos de estos reinos eran verdaderas amenazas directas para Atlantis, habitualmente a causa de los complots de magos no atlantes, pero habitualmente eran potenciales amenazas, potencial que los magos espías Guardianes, identificaban con ojo experto y después destruían. Si Atlantis era una utopía para sus habitantes, se debía en parte a la labor de los Guardianes derribando cualquier poder que pudiera hacerle sombra algún día.

Incluso después de la Caída, los Guardianes continuaron practicando sus sutiles artes dentro de los regímenes de los Durmientes, ocultando conspiraciones útiles y mitos a los ojos de la historia, y usando planes, complots y cuchillos para proteger a los magos de los enemigos, tanto Durmientes como sobrenaturales. Incluso cuando sus intenciones parecen pragmáticas esconden un significado oculto. La Órden cree que la Paradoja ensancha el Abismo, por lo que la magia debe permanecer oculta. Sus oscuras acciones son un sacrificio oculto en si mismas: los Guardianes mancillan su propio karma para que otros magos puedan pulir el suyo, libres de cazadores de brujas y de sucios peligros.

Ninguna otra Órden es tan odiada como los Guardianes del Velo. Los otros magos los ven como un mal necesario, valiosos pero desagradables aliados. Incluso el Concilio Libre es más respetado porque su caótico fin todavía pone su énfasis en el conocimiento, no en la represión. Las voluntades de los Despertados están entrenadas para romper barreras y buscar la libertad, por lo que la mayoría de los magos desconfían de aquéllos que ponen trabas al deseo humano.

Aun así, la Órden sigue teniendo su utilidad y a pesar de que la mayoría de los magos odian a los Guardianes, aún acuden buscando su ayuda y la Órden demanda ayuda de éstos a cambio. Esta ayuda no es siempre voluntaria, pero los Guardianes experimentados aprenden a acumular conocimiento acerca de los esqueletos en los armarios de los otros magos y a aprovecharse de este conocimiento. Por encima de todo los Guardianes han aprendido a moverse entre los Durmientes pasando inadvertidos, difundiendo historias útiles y cuidadosas medidas de influencia mágica para pillar con la guardia baja a los enemigos de los magos, mientras favorecen sus propios intereses. Los rumores afirman que hubo un tiempo en el que la Órden manipuló naciones y civilizaciones con este fin. Incluso ahora los Guardianes implantan memorias y signos secretos en las culturas del mundo. Los miembros de la Órden pueden recibir ayuda enseñándole una palabra mágica a un Durmiente, que la aprende en los inútiles pero potentes Ritos de una sociedad secreta que la Órden creó hace siglos. Historias de líneas familiares criadas para servir a la Órden a través de generaciones llenan los anales de la rumorología Despertada. Y por lo que todos saben, la mitad de los rumores podrían ser mentiras propagadas por los Guardianes.


EL MYSTERIUM

Olvida las políticas ocultas y los gobiernos del Mundo Caído. El conocimiento es poder. Con el paso del tiempo, el conocimiento místico triunfa sobre la ambición mundana. Los miembros del Misterium consideran su Órden como la más pura porque rechaza el poder mundano. Sus miembros prefieren buscar el puro conocimiento mágico. Esto no quiere decir que no haya mistagogos influyentes, pero incluso en estos casos, los miembros de la Órden priorizan la búsqueda de conocimiento. El poder es un efecto secundario bienvenido, proveniente de poseer el principal valor de lo oculto: el conocimiento sobre la hechicería.

La Cábala estereotípica de miembros del Misterium, es un grupo de sabios solitarios memorizando enmohecidos Grimorios y Artefactos corroídos. A lo largo de la historia, los cazadores de brujas y la ignorancia han obligado a la Órden a permanecer oculta, esperando durante siglos que la curiosidad humana derrotara al dogmatismo. Los viejos mistagogos siguen fortificándose en viejas bibliotecas, pero hoy en día la Órden se ha vuelto más aventurera. El moderno mistagogo es un arqueólogo, un criptógrafo, y un maestro en la resolución de enigmas que rebusca entre las ruinas. Adivina los esquemas de las calles de la ciudad y de los códigos de programación. Pero además de estos puzzles, los enemigos también amenazan al Misterium. Maldiciones antiguas y grupos de cultistas tratan de mantener los secretos de Atlantis sumergidos y a los magos ignorantes. La moderna Órden valora tanto a sus estudiosos aventureros como a sus bibliotecarios.

El mundo moderno es un almacén de sabiduría secreta, esperando ser descubierta, catalogada y desarrollada por el bien de los Despertados. Los magos del Misterium viajan a oscuros y recónditos lugares del planeta para añadir lo que sea que allí yace a su recopilación de conocimiento mágico. De todos modos, no hay que asumir que la Órden comparae fácilmente su, duramente obtenido conocimiento. Ciertos conocimientos son demasiado peligrosos para ser de dominio público o demasiado valiosos para desprenderse de ellos. La exploración se cobra su precio en dinero y vidas, y el Misterium necesita cierta influencia para financiar, proveer de personal y proteger futuras expediciones.

En Atlantis los miembros del Misterium eran bibliotecarios y profesores. La leyenda describe el Cenáculo de las Visiones donde los magos podían consultar a los fantasmas de los científicos y literatos, y también enormes bibliotecas escritas en la lengua de las hadas, ángeles, demonios y dioses. La anciana Órden se aventuró en las zonas salvajes para aprender las Ciencias Naturales y apropiarse de las innovaciones de los estados bárbaros. Estas expediciones eran tanto marciales como científicas, porque los extranjeros (y los horrores nocturnos que muchas veces los gobernaban) temían y odiaban la Gran Ciudad. Los primeros mistagogos pagaron con sangre su conocimiento, asegurándose un lugar de honor en los plateados corredores de la ciudad.

Sin el Misterium, también llamado Alae Draconis, las Alas del Dragón, la Cábala dirigente jamás habría sido capaz de construir la Escalera Celestial. La Órden creció en poder tanto como la Escalera Celestial, y restringió el acceso a sus saberes para evitar que posibles competidores usurparan su posición. Así, la Órden se convirtió en uno de los arquitectos de la Caída, destruyendo las bibliotecas que habían construido. Los supervivientes temían que los bárbaros a los que una vez saquearon les hicieran lo mismo a ellos, y que la sabiduría de Atlantis se desperdigara por el mundo. Los magos de la Órden fundaron sus propias tradiciones a medida que viajaban errantes, enseñando el Arte de la escritura, la poesía y la narración, imbuyendo estas Artes con símbolos vitales mágicos. Ellos esperaban que las futuras generaciones pudiesen ver mas allá de la ficción y Despertaran, renovando las artes atlantes.

Los modernos mistagogos creen que ellos son el futuro. Ha llegado la hora de rescatar los secretos de la magia de su prisión de lenguajes antiguos, ciclos míticos y criptas olvidadas. Ésta es para ellos la misión más importante del mundo. Aunque las actitudes varían, la Órden en general no se toma demasiado en serio la santidad de la historia humana. Todo lo que les preocupa es Atlantis, la magia y los códigos secretos que yacen ocultos en el mundo. Es por este motivo por el que el resto de los magos les acusan de ser saqueadores y profanadores de tumbas. Pero la Órden llama hipócritas a sus acusadores, porque luego están encantados de utilizar el conocimiento por el que estos magos arriesgaron sus vidas.


LA ESCALERA DE PLATA

Hubo un tiempo en el que los magos gobernaban. Nunca lo olvides. No creas que fue su hubris quien provocó la Caída de Atlantis, ni que la humanidad merecía ser arrojada a las tinieblas. Ésta es una de las partes más sutiles de la Mentira. La conquista de la realidad, la guerra por el Imperio del Misterio, se desarrolló tal y como debía. Expande tu perspectiva y date cuenta de que la Caída de la Ciudad Despertada fue tan sólo una escaramuza. ¿Regresaremos? Sin duda, pero ahora hay otras batallas que deben ser luchadas, tronos que derribar de las fortalezas Celestiales de nuestros enemigos. Une tu Destino con el de la humanidad y con el de los Despertados y te unirás a la Escalera de Plata.

Es una poderosa promesa que ha durado a través de los años, articulada incluso cuando la Caída forzó a los tearcas a mirar hacia atrás, hacia las ruinas de la Atlántida. Ellos dicen que es adecuado que tamaña destrucción siga a una contienda por el premio final, pero difícilmente pierden la esperanza, ya que la Escalera de Plata tiene un arma potente que sus enemigos nunca podrán poseer: los Durmientes.

La Escalera de Plata sostiene que ellos apoyan a la ignorante humanidad y extienden la llama del Despertar tanto como es posible. La Quietud hace que ésto sea muy peligroso, por lo que es necesario liberar tan sólo una porción de la verdad, gradualmente, para que de ese modo los hombres y mujeres dedicados puedan seguir el flujo hasta un Despertar completo. Los magos deben de estar preparados para aceptar a estos nuevos Aprendices. Deben cooperar para expandir la influencia de los Despertados y entrenarse para la batalla que está por venir. La Escalera de Plata quiere nada menos que un ejercito creciente de Durmientes unido por las conspiraciones, antes de construir otra torre que les lleve hasta los dioses.

La Escalera de Plata está acostumbrada a gobernar a los magos. Aunque no eran los Señores oficiales de Atlantis, sus miembros eran los consejeros que sostenían la balanza del poder, la Vox Draconis, la Voz del Dragón. Como sacerdotes, visires y jueces de la tradición, los tearcas sostenían los principios de la ley. Mantener unida toda una nación de magos, es una proeza que no se ha vuelto a lograr desde entonces y la Órden tiene motivos para sentirse orgullosa. Cuando los jueces de la Escalera de Plata juzgaban con justicia, mantenían la balanza de poder entre los magos y la humanidad ignorante. Como sacerdotes promovían un sabio equilibrio entre las necesidades materiales y los deseos espirituales. Por supuesto, los tearcas tenían debilidades humanas incluso entonces, y más que ninguna otra orden fueron seducidos por las promesas de la Escalera Celestial: poner a los dioses y demonios bajo el reinado de la humanidad. ¿Existe mayor promesa?

Otras Órdenes fueron humilladas por la Caída pero no la Escalera de Plata. Aunque algunas luminarias aún hablaban del equilibrio entre lo espiritual y lo material, otros usaban estas palabras para justificar su deseo de arrebatar el Imperio del Misterio a la humanidad. Pero sus enemigos no eran ya los poderes inhumanos del mundo. Atrapando la humanidad en la Mentira de la Quietud, han demostrado a los resurgidos tearcas que ellos temen a los hombres y mujeres mortales. Si la humanidad se une para enfrentarse a ellos, los derrotaran. Por lo que la Órden ha invertido su tiempo en promover el oficio de sabio consejero por todo el mundo, susurrando sus instrucciones a príncipes, generales y ministros.
avatar
chanito1mil
GRAN TIRANO
GRAN TIRANO

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 02/12/2009

Ver perfil de usuario http://roleros.espanaforo.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.