De que va el kult

Ir abajo

De que va el kult

Mensaje  chanito1mil el Vie Feb 03, 2012 6:30 pm

La realidad que conocemos es una mentira. Una ilusión fabricada para mantener a raya a la humanidad y evitar nuestro despertar.
Tras esta fachada nos espera algo más grande y tenebroso, la verdadera realidad, en la que Cielo e Infierno combaten para sustituir a un dios que ha desaparecido, y que puede haber muerto. Los humanos son arrastrados a esa lucha mientras la Ilusión se desmorona, debilitada por el tiempo y por la perdida fé de la humanidad. Cada vez hay más gente que puede ver más allá de la Ilusión y empezar a desvelar viejas verdades. Las leyes de la naturaleza prueban ser más débiles de lo que fueron. La mágia es un hecho, y nada es lo que parece...
No hace mucho existía un Dios creador y un orden firme en la naturaleza. Pero Dios ha abandonado a sus hijos y ha desaparecido en la oscuridad. Puede que este muerto o exiliado. Los Ángeles y demonios descarriados guardan débiles recuerdos de un poder superior, un fuerza del orden que una vez dirigió sus vidas. Pero poco a poco, olvidaron.
En la frontera entre la realidad y la locura, los sueños y la muerte, hay una realidad que esta más allá del alcance de los sentidos. Los sueños y la ilusión pueden dar forma a la materia. El horror puede deformar cuerpos y proporcionar a la locura un camino hacia la realidad física. La barrera entre lo interno y lo externo es una ilusión.
Las sociedades secretas se reúnen en centros de conferencias elegantes para conspirar y aspirar a los poderes que se han vislumbrado en las sombras del mas allá. Hombres condenados persiguen el secreto de la inmortalidad. Corporaciones internacionales gastan fortunas incalculables intentando descifrar signos grabados por locos en las paredes del metro. Las brujas de nuestra era buscan las sendas hacia el poder y la riqueza en el interior de sus propias almas corruptas. Todos luchan por la hegemonía, ansiando las claves que resuelven los acertijos que ven en la diversidad de nuestra realidad.
Las fronteras de la realidad se han debilitado. Cada vez hay mas gente que atraviesa las barreras y se encuentra con el caos que les espera del otro lado. El cielo y el infierno tienen diferente significado para cada hombre. Cada uno se crea su propio purgatorio. Los sueños y la locura llevan hacia lo más profundo de la oscuridad, lejos de lo que es familiar y razonable.
El príncipe de las tinieblas vaga sin cesar buscando a Dios, el único ser que puede justificar su existencia y darle significado. Los cielos e infiernos han sido abandonados. Los demonios y los Ángeles vagan sin hogar sobre la tierra y buscan a los adoradores que necesitan para sobrevivir en un mundo sin Dios. En las ciudades, donde todas las verdades son iguales, olvidan la diferencia entre bien y mal.
Los viejos dioses agonizan carentes de poder y desconcertados junto a las viejas creencias, o quizás fueron creados de nuevo gracias a las esperanzas humanas de conseguir una vida mejor en un pasado distante y semi olvidado.
Pero al final, todo esta hecho pedazos y destruido. Los científicos propugnan teorías que defienden que el caos es el principio fundamental del universo. Sus descubrimientos provocan un desorden creciente, como si el estuviera socavando las antiguas pautas.
Pero la oscuridad humana no es la única amenaza. El mal que hacen los humanos corroe las fronteras de la realidad y deja entrar a criaturas del otro lado. Nuestros sueños asumen forma física y nos persiguen. Las criaturas del pasado renacen en el presente, para reorganizar nuestras vidas. Nuestro propio miedo engendra mounstros que amenazan con devorarnos. Los rebeldes que no son tolerados dentro del orden social se ocultan en ciudades abandonadas, complejos industriales derruidos o edificios en ruinas en el centro de la ciudad. Allí se transforman en algo que no es del todo humano.
La realidad es una mentira. El mundo que vemos en torno nuestro no es sino un fachada que oculta una realidad aun mayor y mas escalofriante. Nuestros sentidos no están lo bastante desarrollados como para percibir el mundo verdadero.
Nuestras mentes son demasiado frágiles para poder enfrentarse a la realidad exterior. De modo que desechamos inconscientemente la mayor parte de la información que nos rodea, y solo vemos lo que no nos perturba demasiado.
Nuestro mundo forma parte de una realidad mayor. No es totalmente falso, tan solo incompleto. Probablemente no hay una única realidad verdadera, sino muchas, y lo que estas reglas describen no refleja mas que facetas de esa realidad verdadera. Nuestras ciudades son tranquilas callejuelas de metrópolis, el origen y modelo de todas las ciudades, más allá del tiempo y el espacio. Metrópolis es el lugar donde nació la raza humana, una ciudad interminablede callejones serpenteantes y oscuros rascacielos de piedra y acero.
La mayor parte de la ciudad nos resulta invisible. Tan solo las partes mas inofensivas pueden vislumbrarse en nuestras grandes ciudades. También nuestros cementerios y campos de exterminio no son más que fragmnetos de una realidad mayor. Son las antesalas y vestíbulos del infierno, a donde por lo común solo podemos llegar mediante la muerte.
Como solo percibimos una fracción de lo que en realidad sucede, con frecuencia erramos al tratar de comprender el funcionamiento del mundo, las causas y efectos. Vemos un accidente de tráfico fortuito cuando en realidad el conductor estaba siendo castigado hasta la muerte por unos Azgules, o buscaba subconscientemente la muerte para escapar a una maldición. Vemos un incendio en la casa de unos gitanos y buscamos a un piromano o a un racista al que acusar, pero en realidad fue nuestro propio odio a quienes son diferentes, el que rasgo un agujero en el velo de la realidad y atrajo los fuegos del infierno.
Hay algunos lugares y situaciones que nos obligan a ver la verdad, lo queramos o no. Cuando las cosas mas horribles se hacen reales, en las cámaras de tortura y en los campos de exterminio y los manicomnios, las ilusiones estallan en mil pedazos y vemos a través de las mentiras. El asesinato y la guerra, la enfermedad y las emociones externas también pueden obligarnos a ver con claridad.
En cualquier caso, el mundo de Kult se fundamenta en el pensamiento occidental moderno, formado a lo largo de dos mil años de civilización basados en las ideas cristianas. El bien y el mal realmente existen, en un sentido cósmico. Hay Ángeles y Demonios (no necesariamente buenos o malos en ese orden) y un Dios ausente que ha abandonado a sus hijos a los horrores de la guerra. En el hombre, hay un instinto de destrucción y de hacer el mal. Pero también hay una luz que puede ahuyentar las tinieblas.

KULT, La Muerte es sólo el Principio

avatar
chanito1mil
GRAN TIRANO
GRAN TIRANO

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 02/12/2009

Ver perfil de usuario http://roleros.espanaforo.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.