Wraith. Castas Espectrales

Ir abajo

Wraith. Castas Espectrales

Mensaje  getrok el Jue Abr 08, 2010 3:24 pm

LOS NADIE.

Llamados Nadies, don Nadie o cualquier otra cosa indicativa de su falta de utilidad, son los perdedores del Laberinto. Se han rendido completamente y no tienen ninguna cosa que les dirija. Dejados a su aire, algunos buscan la boca del Vacío y se arrojan a ella. Otros dejan que los muros del Laberinto los engullan y no vuelven a ser vistos. Suelen ser usados de la misma forma que los Zánganos de las Tierras de las Sombras.

VISIONES.

Los últimos tiempos han visto nacer incontables enjambres de estos espectros, antes extremadamente raros. Como los Desterrados, las Visiones entran al Inframundo con sus Sombras controlándolos. Al contrario que ellos, no están definidas por su vida sino por su muerte. Antes de morir habían sido reducidas a un estilo de vida inhumano, por lo que en las Tierras de las Sombras renacieron como algo mucho mas cercano a las Apariciones.

La mayoría son víctimas del hambre, el genocidio u horribles atrocidades, y aparecen como dejaron la vida: muchas aparentan estar muriendo de hambre, otras llevan marcas de enfermedades. Como las Apariciones, son guiadas por sus Pasiones Oscuras. La mayoría odia tanto a los vivos como a los Sin Reposo, y dejan con gusto el Laberinto para pasar su existencia siendo la perdición de todos aquellos que no sufrieron como ellas.

Su apariencia puede ser muy variada: pueden parecer un wraith normal, un Doppelganger o un Despojo, pero nunca tienen ojos. El negro fuego del Olvido arde en sus órbitas, carbonizando y destruyendo el Corpus de sus caras.

Creación del Personaje: Todas sufren el defecto Hambre Eterna sin obtener puntos por el y sin que cuente para el límite de Defectos. Empiezan el juego con 8 puntos de Corpus. Empiezan el juego con un poder de Aparición, un punto de Tempestos y 4 puntos de Arcanoi Oscuros. Una de sus Pasiones Oscuras debe tener un valor de 5.

DESTERRADOS.

Los Desterrados murieron de forma tan violenta que se convirtieron inmediatamente en espectros. Debido a esto son los espectros menos rozados por el Olvido. Nunca han trabajado para arrojarse a la oscuridad, ni tampoco han sentido las cinceladas de los fríos dedos del Vacío desgarrando su Corpus. Por ello son considerada la Casta mas baja.

Son los espectros que mantienen un mayor parecido con su forma mortal. Sus ojos no están oscurecidos por la Sombra y sus cuerpos no han sido deformados por el Olvido. La única señal evidente del Vacío es la herida que los mato. En la Tempestad, esta herida sangra constantemente. En las Tierras de las Sombras el Desterrado perderá dos puntos de Corpus al día.

Los Desterrados son los sirvientes domésticos preferidos en el Laberinto. Dado que sólo conocen Arcanoi Oscuros y llevan las heridas de su muerte con ellos, no tienen uso como espías o asesinos sobre los Sin Reposos. En su lugar, su talento con Tejer la Tempestad hace que muchos trabajen como artesanos y obreros. Los Malfeos y sus Despojos a veces emplean docenas o incluso cientos de Desterrados a la vez para encontrar en la Tempestad lo necesario para los templos, Tormentos y partidas de guerra. También tienen una cierta popularidad como soldados. Aunque no son tan fuertes como las Apariciones, tienen la ventaja de la inteligencia, Grilletes y una apariencia básicamente humana.

Son la casta mas baja en la pirámide social del Laberinto, y están comenzando a luchar por el cambio. Mientras muchos mas Desterrados cruzan el Manto, algunos ancianos de la casta que han alcanzado la categoría de Despojo han comenzado sus propios cultos, basados en la veneración del Desterrado como el perfecto sirviente del Olvido. Estos templos mantienen espectros de otras castas como sirvientes.

NIÑOS PERDIDOS.

Son los espectros de los niños que murieron antes de los 10 años. El paso de los Niños Perdidos por las Tierras de las Sombras suele ser muy breve, y eso cuando no son catapultados directamente al Olvido. Constituyen el grueso de los Desterrados, pero también pueden ser Doppelgangers, Despojos y Apariciones. Los Niños Perdidos difieren marcadamente de las otras castas espectrales en su actitud al exigir tratamiento separado. Dejados solos en la oscuridad con su hambre, su dolor y el susurro del Olvido en su mente, los que no han vivido han forjado una sociedad que no puede ser vista como humana.

Hasta la llegada de la Revolución Industrial eran muy poco frecuentes. Tienen el aspecto de niños corruptos y retorcidos. Algunos parecen esqueléticos, otros están hinchados y desfigurados. Todos tienen voces agudas y suaves, y su pronunciación infantil oculta el veneno y la malevolencia de sus palabras.

Son criaturas que viven en tribus. Grupos de niños salvajes juegan hambrientos en los pasillos del Laberinto. Estos grupos se unen en naciones tribales, normalmente compuestas de Niños Perdidos de lugares y tiempos similares. La sociedad pseudotribal de estos niños es semejante en algunos aspectos a la sociedad Espectral, con Apariciones guerreras y chamanes Despojos, e incluso algún extraño Niño Perdido Maquinador.

Al tener un débil sentido de la identidad, son muy sensibles a la Mente de Enjambre, lo que unido a su conocimiento del Laberinto hace que sean muy valiosos como escoltas y auxiliares. En las Tierras de las Sombras usan su talento con Rasgar el Manto para atormentar mortales, especialmente a los niños.

Las secciones del Laberinto que reclaman como suyas suelen ser evitadas. Aunque son débiles individualmente tienen mucho talento en el arte de las trampas y las emboscadas. Muchos grupos reclutan niños mortales desesperados de la misma forma que los Gremios reclutan humanos con talento.

DOPPELGANGERS.

Los Doppelgangers son los wraiths cuya Sombra venció la batalla por el control. Son una de las pocas Castas que pasa largo tiempo en las Tierras de las Sombras, y suelen elegir el lugar de su muerte para permanecer. Son mas pálidos y delgados que los wraiths, y tienen menos sustancia. Sin embargo, y debido al extensivo uso de Moliar de sus miembros, la única diferencia obvia es su mirada. Puede tener la vacuidad de la nada, estar inundada por el pesar o consumirse en el odio.

Los Doppelgangers mantienen una posición baja tanto ante los demás como ante ellos mismos. La mayoría son usados como sirvientes, tropas sacrificables y actores menores en los Tormentos. Algunos son destruidos, otros pierden su voluntad y se convierten en Nadies y unos pocos sobreviven. Los que lo hacen durante un cierto tiempo acaban sintiendo las afiladas manos del Olvido, ganando el estado de Despojo.

Un buen número de Doppelgangers son enviados a las Tierras de las Sombras para infiltrarse en la sociedad wraith. La mayoría son detectados rápidamente y destruidos, pero otros perseveran y usan su influencia para corromper poco a poco y desestabilizarlo todo. Unos pocos consiguen pasar la guardia de los Perdonadores y los Barghests, y encuentran un sitio en la Jerarquía. Algunos de estos infiltrados sólo buscan abrir la puerta de la Ciudadela durante el próximo Maelstrom, mientras que otros planean con cuidado buscando el momento perfecto para hacer todo el mal que puedan.

También tienen la responsabilidad de propagar el Olvido entre los vivos, usando Arcanoi como Lamento, Materializar, Pandemonium y Ultraje. Además atacan sin piedad los Grilletes de los wraiths en las Tierras de la Piel.

APARICIONES.

Los wraiths que son Devorados por la Tempestad, vencidos durante un Tormento o engullidos por un Maelstrom se convierten en Apariciones. La brutalidad de estos acontecimientos suelen privarles de casi toda su personalidad e intelecto, convirtiéndolas en bestias autómatas guiadas solamente por el hambre de sus Pasiones oscuras. Su Corpus siempre tiene un aspecto repulsivo y terrorífico; algunas aspectos demoníacos, otras son poco mas que unas fauces y unas enormes garras unidas por tendones y piel desgarrada.

Las Apariciones son respetadas entre los espectros por una simple razón: te comerán si no lo haces. No son muy inteligentes ni saben planear mucho, pero son fuertes, feroces y no hacen preguntas. Estos guerreros son los mas leales defensores y los campeones del Olvido.

Pero por muy temibles que sean en combate, no son muy útiles en nada mas. Los Malfeos suelen dejarlas vagar por zonas solitarias del Laberinto, para que se alimenten con lo que encuentren. Cuando se las necesita, son llamadas y reunidas bajo el liderazgo de un Despojo o un Aparecido.

Las Apariciones salvajes son muy comunes. Escapan del control de su maestro y olvidan el lugar al que pertenecen. Muchas van en grupos, y estos grupos son tanto una fuente de Hecatonquiros como uno de los mayores peligros de viajar en el Laberinto, incluso para otros espectros. Las Apariciones no suelen hacer distinciones.

APARECIDOS.

Los Aparecidos tienen una posición semejante a las Apariciones, sobre los Doppelgangers pero bajo los Despojos en la jerarquía del Olvido. Son los Doppelgangers y Desterrados que han comenzado a mostrar el toque del Olvido, una fase intermedia entre las castas menores y los realmente abrazados por el Olvido. Todavía encadenados a las Tierras de las Sombras por sus Grilletes, los Aparecidos son los acólitos y los monjes de los cultos del Olvido.

Algunas concluyen su aprendizaje rápidamente tras provocar unos cuantos incendios y otras cuantas muertes. Otras persisten durante años, dirigiendo cultos al Olvido tanto entre los vivos como entre los muertos. Pero no todas pueden trabajar en las Tierras de las Sombras; muchas sirven humildemente en el Laberinto, esperando la decadencia de sus Grilletes mientras sirven en los templos. Otras dirigen a los espectros en la batalla.

Su Corpus muestra las características lesiones, tumores y deformidades de los Despojos, pero en un menor grado. Normalmente tienen parches que van creciendo conforme sus Grilletes desaparecen. Las heridas mortales de los que fueron Desterrados comienzan a cerrarse, mientras que los ojos de los antiguos Doppelgangers van perdiendo su característica radiación negra.

Creación del Personaje: Idéntica a los Doppelgangers, excepto en que tienen un punto obligatorio en Maleficencia, sólo 6 puntos iniciales en Grilletes (y no mas de 8 tras la creación del personaje) y cuatro puntos adicionales de Trasfondos para ser empleados en las Tierras de las Sombras o en Prestigio.

DESPOJOS.

Un espectro que sobrevive lo suficiente para sufrir por segunda vez las manos del Olvido en su Corpus se convierte en un Despojo. Mantienen la inteligencia e identidad que les quedara, y suelen servir tanto como administrativos como ritualistas en las cortes de sus maestros Malfeos. A menudo actúan como sacerdotes en la sociedad espectral, interpretando los sueños de sus amos.

Son criaturas realmente repulsivas, pero solo se les suele encontrar en las profundidades de la Tempestad. Su Corpus muestra caricaturas de su forma mortal. Un heroinómano podría tener un agujero ulcerado en el lugar en que se inyecto la dosis mortal. Un muerto de cirrosis podría ser bulboso, estar lleno de pústulas y tener el cuerpo hinchado. La marca de alguien que maltrataba a su mujer podría ser una retorcida mascara de furia, unos ojos al rojo vivo y unas garras extendidas. Ni siquiera el uso de Moliar puede esconder hasta que punto están corrompidos.

Los Despojos no tienen Grilletes, y por lo tanto no pueden estar mucho tiempo en las Tierras de las Sombras. Por ello las tareas que ellos suelen desempeñar en otras zonas caen allí en manos de los Aparecidos.

HECATONQUIROS.

Los Hecatonquiros pueden ser vistos como el intento fallido de alcanzar la categoría de Malfeo Maquinador. Enormes, bestiales y poderosos pero vacíos de intelecto, los Hecatonquiros son conducidos por sus Pasiones y su hambre. Poseen inmenso poder físico y maestría en muchos Arcanoi, pero carecen de mente para usarlos. Se parecen a las Apariciones en que están consumidos por el deseo de satisfacer sus Pasiones Oscuras.

Algunos son adorados como si fuesen dioses (o Malfeos, según se mire) por los espectros, pero la mayoría son destruidos por Malfeos ávidos de poder o devoran a sus propios seguidores. Muchos son tan poderosos como un Malfeo de su mismo tamaño, pero poseen menos maestría de las artes de la Muerte. En su lugar, disponen de poderes de Aparición. Los mas poderosos Malfeos Maquinadores usan Hecatonquiros como bestias de combate para ser empleados en ataques contra Ciudadelas.

PASIFAE.

Poco se sabe de estos enigmáticos seres, también conocidos como los Santos de los Roídos por la Sombra, los Barqueros del Olvido, los Caminantes del Laberinto y otros cuantos títulos. Parecen ser inmunes a los poderes de Mente de Enjambre, aunque tienen una increíble influencia sobre ella en sus cercanías. También son grandes maestros de los Arcanoi. La mayoría van enmascarados y llevan guadañas y linternas. Todos visten de negro.

Se sabe que los Barqueros del Olvido frecuentan la zona cercana a la boca del Vacío, y la mejor forma de hallar la entrada de los Templos de los Nunca Muertos es pedir a un Pasifae que sirva de guía. Los rumores sobre la naturaleza de los Pasifae son contradictorios, y los propios seres no suelen discutir sobre sus orígenes. Algunos dicen que son los sueños de los Nunca Muertos hechos realidad. Otros afirman que son las Sombras expulsadas de los Barqueros. Debido a sus ropas y el hecho de que no parecen tener una Psique que les moleste, lo último podría ser verdad.

MALFEOS.

Nunca Muertos

En lo mas profundo del Laberinto hay oscuros pasajes guardados por salvajes Apariciones que llevan a las tumbas-templo de los Nunca Muertos. Estos Malfeos duermen en sus templos, descansando de las torturas de la existencia y soñando sobre un tiempo en el que sólo habrá Olvido. Sin nombre, siendo desconocidos y desconociendo, no se mueven prácticamente nunca. Sus sueños son los sueños de la Mente de Enjambre, y no tienen que dar ordenes. Estuvieron en la Nada en los tiempos antes de la existencia, y desean destruir el mundo para volver a sumergirse en esta Nada.

Maquinadores

De menor categoría entre los Malfeos están los que un día estuvieron vivos. En la muerte, usaron Arcanos como Latrocinio o simplemente devoraron a otros espectros y el material del Laberinto. El resultado es siempre el mismo; el espectro (normalmente pero no siempre un Despojo) va experimentando cada vez mayores cambios de morfología y de comportamiento. La imagen que tiene de sí mismo como humano va siendo eliminada gradualmente y se transforma en algo grande, alterado y semejante a un oscuro dios.

Su poder aumenta con su tamaño, pero también se vuelven menos inteligentes cuanto mayores se hacen. Conforme crece su Ser, los Malfeos van encontrando cada vez mas difícil mantener la conciencia de sí mismos entre el torbellino de sus Pasiones. Cuando sus últimos vestigios de identidad e inteligencia desaparecen, nace un nuevo Hecatonquiro.

Aunque logren mantener su inteligencia y consigan tener algún control sobre sus semejantes, los Maquinadores jamás podrían igualar a los Nunca Nacidos.
By Getrok

Fuente Dreamers El Rincón del Wraith
avatar
getrok
DEMONIO
DEMONIO

Mensajes : 85
Fecha de inscripción : 23/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.